Archivo del sitio

7 de los más inolvidables momentos de los reality shows

A pesar de que los reality shows documentan las peores bajezas del ser humano y están llenos de gente horrenda a la que lo único que le interesa es la fama y que sería capaz de hacer barbacoa a su abuela con tal de salir 5 minutos en la tele, tengo que confesar que son como una adicción para mí, así que decidí hacer una lista de los 7 momentos que más recuerdo de este deplorable género televisivo:

 

7. Una sorpresa te espera allá abajo/There’s Something About Miriam

There’s Something About Miriam fue un reality show hecho en 2003 en el Reino Unido en el que 7 concursantes luchaban por el amor de una mujer llamada Miriam. ¿Dije mujer?, en realidad Miriam es un transexual (como Chaz Bono o Khloé Kardashian) y cuando el ganador fue elegido para llevarse 10 mil libras esterlinas y el corazón de Miriam, le revelaron que ésta era una mujer con antena incluída. Al pobre ganador lo engañaron tan vilmente, como a Katy Perry cuando alguien le hizo creer que era cantante. El pobre tipo no sabía qué hacer y, aunque al principio aceptó los premios (el dinero, un crucero y una ñonga), después se arrepintió, se unió a los otros concursantes en una demanda contra la empresa que creó el programa y al final les pagaron una lana.

 

6. La mesa que casi vuela/The Real Housewives of New Jersey

Ya sé que este reality show es desconocido fuera de los Estados Unidos, pero esta escena es oro puro. En este pleito, Danielle Staub (que básicamente es el Grinch con el pelo largo) y Teresa Giudice (que tiene una frente sacada de El Planeta de los Simios) están discutiendo por mamada y media, cuando de pronto, a Teresa la posee el alma de la niña de El Exorcista y casi voltea una mesa del puro coraje. Este momento llegó a ser tan famoso que hasta en South Park hicieron una parodia de esto:

Es una verdadera lástima que los reality shows de The Real Housewives (hay varias versiones) no son populares en Latinoamérica porque realmente tienen de todo, pleitos, gritos, engaños, jalones de pelo…es como una sesión de la cámara de Diputados, pero con gente mejor vestida.

 

5. La peor hija del mundo/Mis Super Dulces 16

Si hay un programa que hace que me den ganas de destrozar mi televisión, así como Adele destroza las costuras de los vestidos que se prueba es Mis Super Dulces 16 de MTV. En lugar de carros y fiestas de miles de dólares, lo que ese montón de chamacas estúpidas y maleducadas necesitan es un buen chanclazo en el hocico. En este video en particular, a la mamá de la festejada se le ocurre regalarle un auto de lujo a su insufrible hija y ¿cómo se lo agradece? llorando y haciendo un berrinche porque no se lo regaló en plena fiesta para que todos sus amigos lo vieran. Qué mala madre, ¿no?

 

4. Tyra Banks pierde la compostura/America’s Next Top Model

Como se habrán dado cuenta, si es que alguna vez han visto un episodio de America’s Next Top Model, el ego de Tyra Banks es como Godzilla, o sea, enorme y fuera de control. Así que no fue sorprendente verla convertirse en un mono aullador en contra de una participante del programa porque no hizo caso a sus recomendaciones y, peor tantito, se atrevió a contestarle. Por un momento pensé que Tyra se le aventaría encima para luego comérsela viva, algo así como esto:

Aunque pensándolo bien, esto jamás pasaría y no porque no crea posible que Tyra es, en realidad una iguana gigante, sino porque todo mundo sabe que las modelos no comen.

 

3. Las apariencias engañan/Britain’s Got Talent

No voy a mentir, la primera vez que ví este video, yo pensé que el talento de Susan Boyle iba a ser que podía hacer una trenza francesa con los pelos de su nariz o que iba a eructar al ritmo de la sinfonía no. 5 de Beethoven pero qué equivocado estaba. En el momento en el que Susan abrió la boca, a todos se nos olvidó su uniceja, su enorme papada y su extraño parecido a Jack Black. Y aunque luego de su audición se convirtió en una estrella a nivel mundial, Susan quedó en segundo lugar en el programa, pero al final de cuentas, del grupo que ganó el primer lugar no se acuerda nadie y en cambio Susan (y su gato Pebbles) siguen en la cima del éxito.

 

2. En la cara no, por favor/Jersey Shore

Tengo que aclarar una cosa, para nada estoy a favor de la violencia en contra de las mujeres, pero si lo pensamos detenidamente, Snooki se asemeja más a un Ewok que a una mujer, así que no puedo negar que este momento me hizo sacar una media sonrisa y estoy seguro que no soy el único. Sin embargo creo que habían otras maneras igualmente efectivas en las que el tipo que aplicó el método Chris Brown en la cara de Snooki pudo habérsela quitado de encima, por ejemplo, mostrándole un folleto de Alcohólicos Anónimos.

 

1. El gargajo voladoooooor, el gargajo voladoooooor/Flavor of Love

Este es, sin duda, el momento que más se ha quedado en mi mente (sí, mi mente contiene más mierda que las instalaciones de Televisa) y definitivamente es lo que hizo que me volviera adicto a los reality shows. De por sí ver a un montón de mujeres con menos dignidad que Paris Hilton luchar por el amor de alguien tan repugnante como Flavor Flav ya era casi como ver un documental del Animal Planet, ver cómo Pumkin le escupía New York, degradó aún más el programa y lo convirtió una verdadera joya de la televisión basura.

Esos fueron los momentos que más me han gustado, díganme en los comentarios de cuáles son los que ustedes más se acuerdan. Los veo en el próximo post.

Anuncios

5 señales de que el apocalipsis se acerca

Cuando me enteré por primera vez de la profecía maya que asegura que el mundo estallará en llamas y todos quedaremos muertos como la carrera de Ashlee Simpson, yo no pude evitar reírme porque realmente me pareció ridículo, pero conforme el tiempo ha pasado han habido algunas manifestaciones que hacen que ponga en duda mis creencias y que me ponga de rodillas (la actividad a la que más tiempo dedica Paris Hilton) y rece por la humanidad, tales como:

5. La boda de Kim Kardashian

 

¿Qué pasó?

Kim Kardashian, quien se hiciera famosa por hacer una de las sex tapes más aburridas en la historia de la humanidad y por tener unas nalgas tan grandes que tienen su propio centro de gravedad y tiene satélites girando alrededor de ellas (llamados Khloe y Kourtney), conoció al eslabón perdido, también conocido como Kris Humphries y vió la oportunidad de hacer negocio organizando una boda que al final de cuentas duraría menos que la fama de Rebecca Black.

¿Por qué es una señal del apocalipsis?

Porque aunque parezca increíble, hubieron patrocinadores para ese circo y, al final de cuentas, Kim se embolsó un estimado de 19 millones de dólares, 19 millones de dólares!!!!, sólo por enfundar su trasero en un vestido de novia y decir “acepto”. Admito que hay otras celebridades que han lucrado con su boda, pero al menos han actuado o cantado para ganarse la fama, en cambio, lo más parecido a un trabajo que ha tenido Kim es tolerar las agujas en las que le han inyectado el botox, restylane, PET, etc.

 

4. La nominación al Oscar de Jonah Hill

 

 

¿Qué pasó?

Por alguna razón, Johah Hill, a quien estábamos acostumbrados a ver como la versión más joven y más gorda de Seth Rogen, decidió transformar su carrera y hacer el cambio de comedias a dramas participando en la película Moneyball, junto al señor de Jolie, actuación que le valió una nominación al Oscar a mejor actor de reparto. Para ello, también tuvo que deshacerse de muchos inservibles kilos de grasa (dato curioso: “inservibles kilos de grasa” es la definición de Kevin Federline en el diccionario)

¿Por qué es una señal del apocalipsis?

Porque la única manera en la que nos hubiéramos imaginados las palabras Jonah Hill y Oscar juntas, sería si hubiera hecho un comercial de las salchichas Oscar Mayer. Su nominación dejó a medio mundo helado, sobre todo porque los talentos que había demostrado en sus actuaciones anteriores consistían en decir sandeces y hacer bromas vulgares (dato curioso: “broma vulgar” es la definición de Snooki en el diccionario)

 

3. Rihanna y Chris Brown juntos de nuevo

 

 

¿Qué pasó?

Luego de haber gritado insultos, propinado puñetazos y tirado mordidas (no, no estoy describiendo una pelea de Mike Tyson), Chris Brown dejó a Rihanna en muy mal estado y todos creímos que esa pareja se había disuelto para siempre. Sin embargo, tres años después del incidente, Chris y RiRi decidieron hacer las pases y grabar no una, sino dos canciones juntos.

¿Por qué es una señal del apocalipsis?

Porque existen reencuentros que habrían parecido más probables que el de ellos dos, por ejemplo, el de Brad Pitt y Jennifer Aniston, el de JLo y Marc Anthony o el de Charlie Sheen y la sobriedad. Por sentido común, si alguien te golpea, no vuelves corriendo a sus brazos a menos que estemos hablando de una dominatrix y ese tipo de cosas te exciten.

 

2. Alguien le dio trabajo a Lindsay Lohan

 

 

¿Qué pasó?

Después de pasar el 60% de su tiempo en los últimos años en los juzgados (el otro 40 lo pasó tirada en el piso de baños públicos), Lindsay Lohan logró que al fin alguien la contratara para ser la anfitriona de Saturday Night Live.

¿Por qué es una señal del apocalipsis?

Porque si tomamos en cuenta que actualmente su rostro es el mejor anuncio anti-drogas que existe, que su carrera y su nariz están en competencia para ver quién está más acabada y que tiene la fama de ser menos profesional que una clínica de abortos clandestina, entonces jamás nos imagínamos que alguien le daría un trabajo decente.

 

1. El embarazo de Snooki

 

 

¿Qué pasó?

La criatura que resultaría de la cruza entre Christina Aguilera y un Oompa Loompa, mejor conocida como Snooki, quien ha visto más penes que Spencer Tunick y cuya estupidez hace ver a Megan Fox como la sucesora de Einstein, anunció que está esperando bebé con su novio Jionni LaValle (nota mental: ¿Por qué me sé ese nombre de memoria?, me doy vergüenza a mí mismo)

¿Por qué es una señal del apocalipsis?

Porque habría sido más fácil comprender que Snooki hubiera anunciado que grabaría un disco, que se haría un cambio de sexo o que se postularía para ser presidenta de los Estados Unidos, antes que anunciar que de su vientre saldrá un bebé que seguramente será el anticristo. No me quiero imaginar a Snooki cambiando pañeles como cambiaba condones, preparando mamilas como preparaba cocteles y moviendo una cuna como movía las nalgas frente a completos extraños. Definitivamente el fin está cerca.

A %d blogueros les gusta esto: