Archivo del sitio

5 de las peores peleas de gatas de Hollywood

Uno podría pensar que los pleitos, riñas y mentadas de madre están reservadas para un mercado o un programa de la señorita Laura, pero nada podría estar más lejos de la realidad, ya que también en Hollywood han habido ocasiones en las que estrellas putrimillonarias sacan a la verdulera que llevan dentro y se pelean públicamente con otro de sus colegas sin importarles que el mundo los observa, estas son sólo 5 de las peores peleas de gatas que han habido entre famosos.

5. Hilary Duff vs Lindsay Lohan

Hace muchos años (en el año 2002 para ser exactos), cuando Hilary Duff todavía obedecía órdenes del general Mickey Mouse y Lindsay Lohan todavía no lucía como la hermana mayor de Donatella Versace, estas dos estuvieron como perros y gatos peleándose por el amor del entonces famoso Aaron Carter, hermano de Nick Carter de los Backstreet Boys. En pocas palabras, lo que sucedió fue que Aaron era novio de Hilary cuando por equis razón decidió serle infiel con LiLo, para luego arrepentirse y volver a los brazos de Duff. Debido a esto, Hilary y Lindsay se odiaban tanto como Adele odia las ensaladas, se dijeron de todo por medio de los tabloides e incluso se dice que la canción Haters de Duff estaba dedicada a Lindsay. Todo esto resulta muy gracioso si vemos cómo luce el motivo del pleito actualmente:

Pero eso no es nada comparado a como luce Lindsay actualmente:

Esto me hace sospechar que secretamente Hilary es una bruja voodoo muy poderosa y todo aquel que se meta con ella tendrá como destino terminar luciendo como zombie salido de The Walking Dead.

4. Jon Hamm vs Kim Kardashian

Este pleito es bastante reciente, pero es lo suficientemente interesante para ponerlo en esta lista. Todo empezó cuando Jon Hamm (protagonista de Mad Men) se convirtió en el héroe que todos estábamos esperando cuando dijo en una entrevista que la cultura gringa celebraba la estupidez y que para gente como Kim Kardashian o Paris Hilton ser un completo idiota era algo muy valioso. Por supuesto que para no estar de acuerdo con la declaración es necesario apellidarse Kardashian, así que Kim se ofendió y de paso vió la oportunidad de hacerse publicidad con el asunto y le contestó que respetaba su opinión, pero que ella definitivamente no era estúpida, puesto que era parte de un exitoso programa de televisión, además de ser productora, escritora y diseñadora. Quiero pensar que para Kim ser productora significa dejar que la grabaran mientras Ray J se la metía por todos los orificios y la orinaba encima, ser escritora es escribir tweets sobre cuál es su bebida favorita de Starbucks y ser diseñadora es ponerle calcomanías a su BlackBerry.

Poco tiempo después, Jon declaró que no era un ataque contra Kim específicamente, sino una crítica a la sociedad norteamericana, cosa que no le gustó a Kim porque ya no va a poder seguir dando entrevistas sobre el tema, lo que significa menos chance para promover las mierdas que vende.

3. Kanye West vs Taylor Swift

Creo que todos recordamos haber visto o por lo menos habernos enterado del incidente que pasó entre el ego personificado,  mejor conocido como Kanye West y la princesa pura, inocente y virginal, Taylor Swift. Pero por si alguien no recuerda, lo que pasó fue que durante la entrega de los premios MTV en 2009, Taylor Swift, quien constantemente tiene los ojos como si acabara de oler uno muy apestoso, ganó el premio a mejor video femenino, fue entonces cuando Kanye perdió el control, subió al escenario, le arrebató el micrófono y dijo que Beyoncé tenía uno de los mejores videos de todos los tiempos (Single Ladies), ante esto Taylor no supo qué hacer y sólo que se quedó parada casi sin moverse (imagínense a Britney en un concierto). Luego de esto, parecía que todo terminaría ahí, pero en la entrega de premios del año siguiente, Taylor salió a cantar You’re Still an Innocent en la que básicamente llamó a Kanye inmaduro por haber tratado así a una pobre e indefensa cantante cuyas letras son tan ñoñas que parecen sacadas del ano de Barney. Posteriormente, Kanye declaró que no le había gustado mucho el gesto y que no le quedaba más que ser el villano en todo esto.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: