Archivo del sitio

Deportes olímpicos en los que los famosos ganarían medallas

Tristemente, los juegos olímpicos de Londres 2012 están a punto de llegar a su fin, así que ya no se nos podrá seguir haciendo agua la boca con los enormes brazos de los gimnastas o los tremendos paquetones de los clavadistas (o el volleyball de playa femenil si es que anda por aquí algún heterosexual), pero antes de que eso suceda, se me ocurrieron diversas modificaciones que se le podrían hacer a las disciplinas olímpicas con tal de hacerlas mucho más entretenidas para aquellos a los que nos interesa muy poco el deporte:

Atletismo 

Para empezar, a diferencia de la prueba real, en esta versión Hollywoodense no sólo estaría permitido el dopaje, sino que estaría sugerido ya que cualquier actriz que corriera en sus cinco sentidos terminaría invariablemente en último lugar. Todas las corredoras usarían zapatos Louboutin para dos cosas, primero para elevar el glamour de las competencias y segundo para incrementar las probabilidades de que se den semejantes fregadazos para nuestro entretenimiento, por supuesto, hay pocas cosas tan satisfactorias como ver el dolor ajeno. Y para terminar, las participantes tendrían la opción de usar “incentivos” para correr más rápido, por ejemplo, Lindsay Lohan podría poner a un par de policías detrás de ella con una orden de arresto (esto también le funcionaría a Winona Ryder), Paris Hilton podría ser perseguida por un herrero que quisiera ponerle un cinturón de castidad y Kristen Stewart podría utilizar a la esposa de su amante con un cuchillo en las manos como el mejor motivador para mover los músculos de las piernas, porque ya sabemos que los de su rostro nomás no se mueven.

Gimnasia rítmica

Sin duda, la gimnasia rítmica es una de las pruebas que más llama la atención por su uso de pelotas, listones y demás objetos, así que esta prueba estaría perfecta para las cantantes que nos tienen acostumbrados a trajes estrafalarios y actitudes excéntricas con tal de llamar la atención. Imagínense a Lady Gaga por ejemplo, tratando de balancear cientos de copias que nadie quiso comprar de su bodrio Born This Way mientras está enfundada en un traje de oso panda o alguna mamarrachada de las que normalmente usa. Otra participante ideal sería Nicki Minaj quien, por cierto, no necesitaría de ninguna pelota, basta y sobra con sus abundantes nalgas con las que podría rebotar por toda la pista. También Katy Perry estaría perfecta para esta prueba, pues además de su afición por los vestuarios estúpidos, ya ha demostrado que puede dar de saltos aunque con resultados muy dolorosos y, sobre todo, humillantes:

Esgrima

Este deporte tiene que ser, desde mi punto de vista, uno de los más aburridos de las olimpiadas, pero con ciertas modificaciones podría convertirse en un show excelente. Imagínense que la espada en lugar de metal fuera de silicón y la punta tuviera forma de glande, es decir, básicamente serían dildos gigantes. Además, los actores en lugar de usar un traje que les cubra todo el cuerpo, vestirían únicamente un suspensorio que dejaría libre el tránsito entre sus nalgas. Por lo tanto, el objetivo sería lograr dar de piquetes al oponente y los puntos se asignarían con base en la cantidad de centímetros que lograron entrar, aunque claro que para esto se tendrían que usar tácticas de lucha grecorromana también. Entre los participantes que podrían ganar medalla estarían John Travolta, Tom Cruise, Bradley Cooper, Jeremy Renner, entre otros, pero algo me dice que todos preferirían perder. Y admito que la idea me surgió gracias a esto que sucedió en Londres:

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

5 famosos que han tenido que tragarse sus palabras

Es de lo más común que, ya sea por su incontrolable ego o por querer dar una imagen falsa, la gente famosa hable de más o diga mentiras más obvias que la homosexualidad de Kevin Jonas, pero definitivamente es muy gratificante cuando, por una u otra razón, éstos tienen que aceptar su error ya sea porque fueron puestos en evidencia por otra persona o porque el karma se les regresó y les dio una patada en las asentaderas. Estos son sólo 5 ejemplos de personajes públicos que tuvieron que tragarse sus palabras:

5. Lady Gaga por sobrevalorar a Born This Way

 

¿Qué fue lo que dijo?: Mucho tiempo antes de que saliera a la venta el instrumento destructor de tímpanos conocido como Born This Way, Lada Gaga declaró en una entrevista que ese disco sería el mejor de la década, ocasionando que miles de personas hiciéramos esto al leer la declaración:

 

 

¿Por qué se tragó sus palabras?: Por muchas razones, para empezar su primer sencillo (Born This Way) fue duramente criticado por ser casi una copia al carbón de Express Yourself, canción de la guardiana de la cripta, Madonna. Luego, cuando ese montón de caca en formato mp3 fue lanzado a la venta, quedó en el primer lugar de la lista Billboard gracias a que la página de internet Amazon vendió más de 400,000 copias del disco en 99 centavos, que es lo mismo que cuesta una bolsita de M&Ms o un acostón con Paris Hilton. Pero sus tropiezos no acabaron ahí, fuera de Born This Way, ninguno de sus sencillos subsecuentes (Judas, The Edge of Glory, You and I y Marry The Night) fue considerado un éxito y prácticamente no aparecieron en las listas de popularidad. Y la cereza en el pastel fue cuando la revista NME nombró a Born This Way el disco más pretencioso de la historia, cosa que ocasionó que Gaga se arrancara los vellos de los testículos de coraje y atacara a la revista en Twitter. Valiente “disco de la década”.

4. Elton John por burlarse de Madonna

¿Qué fue lo que dijo?: El pleito entre Madonna y Elton John es de hace mucho tiempo atrás y honestamente no sé cómo comenzó, pero considerando la edad de los dos me imagino que fue porque ambos querían ser la mejor amiga de María Magdalena en los tiempos de Jesucristo. En fin, lo que Elton dijo fue que Madonna no tenía ni la más mínima posibilidad de ganar el Globo de Oro a mejor canción original en la premiación de este año, ya que él también estaba compitiendo en la misma categoría por la película Gnomeo y Julieta.

¿Por qué se tragó sus palabras?: Porque pasó exactamente lo que Elton dijo que no pasaría ya que Madonna fue quien ganó el premio por su canción Masterpiece, lo que ocasionó que éste hiciera una jeta que quedó para la posteridad:

Con el coraje que hizo, yo juraba que a Elton le empezaría a salir vapor por las orejas y su peluquín se pondría a girar sin control. Pero ahí no se quedó todo, luego de la premiación, David Furnish (marido de alquiler de Elton) puso en su Facebook que Madge no tenía ningún mérito para ganar, además de llamarla narcisista y vergonzosa, todo con tal de tener contento a quien lo mantiene, por supuesto. No voy a mentir, me encantaría que estos dos resolvieran sus diferencias en un ring, imagínense una lucha de la WWE, pero entre ciudadanos de la tercera edad, ¡estaría buenísimo! sobre todo porque el primero en rendirse no lo haría por los golpes, sino por la osteoporosis.

3. Megan Fox por morder la mano que le dio de comer

 

¿Qué fue lo que dijo?: Antes de que comenzara la filmación del churro Transformers 3, a la brillante mente de Megan Fox se le ocurrió decir que trabajar para Michael Bay (director de la película) era una pesadilla e incluso lo comparó con Hitler.

¿Por qué se tragó sus palabras?: A pesar de que yo, como cualquier persona con un coeficiente intelectual mayor a 50, considero a las películas de Transformers una completa basura, eso no quiere decir que no recauden cientos de millones de dólares en taquilla gracias a los bolsillos de adolescentes y pubertos que con sólo ver explosiones, robots y close ups de nalgas y chichis creen que están viendo una obra maestra y, por lo tanto, gracias a esas películas, Megan Fox se convirtió en una estrella muy famosa, así que fue bastante sorprendente leer la opinión que ésta tenía sobre el director, opinión que le valió ser reemplazada por la modelo Rosie Huntington-Whiteley para la tercera parte. Bueno, en realidad no fue tan sorprendente si consideramos que si alguien le pregunta cuánto es 2 por dos hasta le sangra la nariz por el sobrecalentamiento que sufre su cerebro de tanto pensar. Gracias a ese despido, la fama de Megan se ha ido desvaneciendo más rápido que el cabello de Jude Law, así que llegará el momento en que sólo la veremos en pantalla cuando E! haga especiales de los peores desastres de cirugía plástica de Hollywood.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: